Notice: Undefined index: h4_color in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 269 Notice: Undefined index: h5_color in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 273 Notice: Undefined index: back_to_top_background_color in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 358 Notice: Undefined index: back_to_top_text_color in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 359 Notice: Undefined index: back_to_top_background_color_hover in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 362 Notice: Undefined index: back_to_top_text_color_hover in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 363

Al final, siempre, vuelve a salir el sol

Oscuridad, desgana, todo cuesta, las cosas ya no apetecen; las alegrías no son tan alegres y no, no hay ganas. No hay ganas de salir, ni de ver gente, levantarse cuesta demasiado y los momentos de vitalidad, optimismo y energía son solo un espejismo.

Los días pasan, sin más. Suceden cosas, pero la sensación de desidia y apatía es una pesada losa, un descarado huésped al que nadie ha invitado, que se ha colado sin avisar, y al que toca aguantar estoicamente. Estoy triste, mi paciencia no es eterna y me llego a preguntar… ¿Cuánto va a durar esto?

Siguen pasando los días, las nubes, los chaparrones… Y cuando menos te lo esperas, aparece un gran rayo de sol que es imposible no ver por muy ciego que estés. ¿Un buen día? Bueno, más bien una imitación barata porque el pesimismo ha tomado el mando y sin darte cuenta puedes volverte un experto buscador del lado malo de las cosas. Un pesimismo que nos intenta empujar al fondo, donde apenas llega luz, donde todo es igual pero más complicado.

La vida siempre te regala buenos momentos, eso nadie puede negarlo, pero durante una mala racha parece que los momentos de alegría y felicidad se convierten en la excepción que confirma la regla.

El tiempo pasa y sin saber muy bien cómo, ni cuándo, ni por qué, los días buenos se van colando sigilosamente, se van haciendo un hueco discretamente… Las cosas siguen más o menos igual, sigue habiendo problemas, preocupaciones, imprevistos y dificultades, pero una buena racha hace menos malo lo malo, menos triste lo triste, menos complicado lo complicado. Y te empiezas a preguntar… ¿Y si vuelve a salir el sol? Nah… ¿O si? Mmmmm… Bah, no se…

Y un buen día, simplemente sucede: Vuelve a salir el sol ¿Y ahora por qué parece que todo vuelve a brillar? ¿Por qué ahora todo parece diferente? Ahora sonrío, tengo ganas, energía, vitalidad y optimismo, ahora me siento bien. ¿Un milagro? ¿Casualidad? Pues no lo se, ni me importa demasiado. Lo realmente importante es que seguiré sembrando buenos momentos esperando poder disfrutar de mi merecida cosecha. Una actitud de mirar al frente con fe de esa de hacer, y no sólo de pensar.

Nunca dejé, ni espero dejar, de usar la semilla de rodearme de buenas personas, de practicar deporte, de aprender, de ayudar, de viajar o cualquiera de esas maravillas que siempre me han cargado las pilas aunque a veces parezca que el cargador esté estropeado…. Una actitud que diariamente lucha con la tristeza, la desgana y la desidia y su obsesiva manía de querer convencerme de que nada vale la pena, de que nada va a funcionar.

La vida da lecciones y me ha enseñado que siempre va a haber días malos, semanas malas, meses malos o incluso cosas peores, y así somos y seremos por mucho que los anuncios de la tele o la autoayuda irresponsable nos quieran subir al carro de la felicidad envenenada. Tarde o temprano todo volverá a fluir y el sol volverá a lucir alcanzando su máximo esplendor porque siempre ha sido y así será. Y ahí estaré yo, preparado con mi cremita, tranquilamente sentado escuchando mi canción favorita y con todo el tiempo del mundo para saborear y disfrutar a cámara lenta, los pequeños grandes momentos que me va regalando la vida.

Deja un comentario

Puedes seguirnos o compartir