Cazando pequeños grandes momentos


 

Malos tiempos, malos rollos y bajones son demasiado obvios como para creer que vivimos en un cuento, pero entre drama, problema, dificultad y contratiempo la vida nos regala momentos excepcionales, momentos maravillosos, momentos felices llenos de energía, vitalidad, optimismo e ilusión.

Quizás no sea hoy, quién sabe si mañana, pero los dos sabemos que tendrás tu momento y brillarás, aunque sólo sea un instante, como la estrella más importante del universo. Siempre encontrarás minutos mágicos que no durarán para siempre, pero en los que merecerá la pena regocijarse todo lo posible, abrazando con fuerza ese excepcional momento.

Estira y disfruta cada pequeño gran instante que el presente te ofrezca, no te distraigas con el mañana, no te ancles en el ayer. Fluye, sonríe, siente y no te olvides de dar las gracias por estar vivo, por poder decir que indudablemente, tarde o temprano, otro caramelo igual, o mejor, se cruzará en tu camino.