Nunca dejes de soñar

Tener un sueño es donde empieza todo y lo más motivante que alguien puede tener. Algo que te levanta por las mañanas, te empuja en las cuestas y le da de beber a tu sed de vida. Es el que toma el mando cuando las gafas grises nos susurran al oído… ¿Para qué estamos aquí?

Unos sueñan con el éxito laboral, otros con una familia, otros con ser libre y viajar o con conseguir ese ansiado título, y otros con todo lo anterior. No importa cual sea el tuyo pero sí importa que lo tengas, sí importa que le dé sentido a tu vida, sí importan las ganas por alcanzarlo y sobre todo importa que no te olvides de él.

Si alguien te dice que no persigas tu sueño no lo escuches, seguramente haya renunciado a sus sueños y crea que todos deben hacer lo mismo, pobre, no lo culpes por ello. No lo culpes por tener miedo, es humano, no lo culpes por envidiar tu valentía e ilusión por vivir, no lo culpes por su falta de valor.

Si tienes miedo por no alcanzarlo es algo bueno, quiere decir que no es un sueño fácil, que es sueño en mayúsculas. Los tropiezos van a aparecer, van a mermar tus fuerzas, van a desesperarte en algún momento y quizás lleguen a demostrarte que no es un sueño fácil pero es tu sueño y le da sentido a tu vida. ¿Acaso no merece la pena?

Sin tener un sueño es fácil caminar sin rumbo, vivir sin vida, por pequeño que este te pueda parecer, no va a dejar espacio al vacío y te va a llenar el depósito de energía e ilusión.

image

¿De dónde salen los sueños? Haz lo que te gusta y verás como florecen a tu alrededor, moviéndote por esa zona los sueños brotan solos. Agárralos, dales forma, planifica y ponte manos a la obra. Verás que el esfuerzo que te lleva a tu sueño no es esfuerzo, es camino, es satisfacción, es fluir.

Los perseguidores de sueños no trabajan, se entretienen. No ven obligaciones, ven responsabilidad y oportunidades. No ven fracaso, ven aprendizajes, ven pasos firmes hacia la meta. Tú y solo tú puedes conseguir tus sueños y no olvides que todo gran reto requiere un gran esfuerzo pero los soñadores sabemos esforzarnos con alegría e ilusión.

Deja un comentario