Notice: Undefined index: h4_color in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 269 Notice: Undefined index: h5_color in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 273 Notice: Undefined index: back_to_top_background_color in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 358 Notice: Undefined index: back_to_top_text_color in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 359 Notice: Undefined index: back_to_top_background_color_hover in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 362 Notice: Undefined index: back_to_top_text_color_hover in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 363

A veces estoy triste, me enfado, tengo miedo…

La vida es una montaña rusa, nos guste o no. Momentos de euforia contrastan con días que no quieres ver ni hablar con nadie, te frustras, te agobias, te saturas… Lloras. Por no hablar de ese “asesino” que no sabías que llevabas dentro y que un buen día sale a pasear y no entendemos nada. Es lo que toca, es lo que hay, somos humanos y además, para terminar de complicarlo, la falta de emociones (aburrimiento) no nos hace ninguna gracia.
 
Muchas de las supuestas lacras de nuestro tiempo como la tristeza, la ira o el estrés resulta que cumplen funciones imprescindibles para nuestra supervivencia, pero claro, como son desagradables y peligrosas ya no las queremos, las ahogamos, las rechazamos y nos olvidamos de lo importantes que son. Lo importante que han sido.
 
Es fundamental no perder la perspectiva de que, por ejemplo, la tristeza ayuda a adaptarnos a nuevas situaciones, la ira nos avisa de un “ataque”, el estrés nos da un plus de energía para afrontar retos o el miedo nos mantiene alerta ante amenazas…
 
Las emociones básicas nos han sacado de muchos apuros a lo largo de la historia, pero claro, ya no vivimos entre mamuts, ya no es todo tas simple, pertenecemos a una sociedad, con normas, leyes, consecuencias… Estar en situaciones complejas con mecanismos rudimentarios no es tarea fácil.
 

Montana  

Asumir las emociones desagradables como parte del juego nos posiciona en la vida, en la realidad, nos aleja de esos utópicos pensamientos de que todo tiene que ser un camino de rosas, felicidad constante, nada me enfada ni me entristece… Ilusiones peligrosas alimentadas por prejuicios culturales y unos publicistas ávidos de convencerte para que elijas su producto vendiendo vidas perfectas. Hay que andar con ojo no vaya a ser que el listón sea inalcanzable y no nos demos cuenta.

Conocerse bien para saber cómo nos afectan las emociones y tener una buena caja de herramientas para que no se nos vaya de las manos será la diferencia entre un mal rollo pasajero o algo que nos empieza a rallar de mas. Toca currar, ser creativo, organizar la vida para asegurar buenos momentos y estar preparado para que los malos no te pillen demasiado desprevenido. Incluso a veces, forzarte a hacer eso que no te apetece mucho pero que sabes que te va a sentar bien. Cuestión de actitud.

Si finalmente te pilla una mala racha, te ves desbordado, no gestionas, no ves la luz y las herramientas no funcionan bien… No te la juegues y pide ayuda, hay que ser muy valiente para hacerlo.  

Para algunos la vida es galopar un camino empedrado de horas minutos y segundos, y yo, más humilde soy, y sólo quiero que la ola que surge del último suspiro de un segundo, me transporte mecido hasta el siguiente.

Extraído del Libro de Poemas La mala gana de Santos Isidro Seseña

Puedes seguirnos o compartir