Notice: Undefined index: h4_color in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 269 Notice: Undefined index: h5_color in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 273 Notice: Undefined index: back_to_top_background_color in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 358 Notice: Undefined index: back_to_top_text_color in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 359 Notice: Undefined index: back_to_top_background_color_hover in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 362 Notice: Undefined index: back_to_top_text_color_hover in /customers/b/d/6/megustanlaspersonas.com/httpd.www/wp-content/themes/generatepress/inc/add-ons/colors.php on line 363

Yo no quiero una vida perfecta

Lo normal no está de moda por paradójico que parezca. Todavía me encuentro quien anhela una vida de anuncio, de cartel, de venenosa comedia romántica con su incuestionable final feliz.

Soñar es bonito, necesario y el primer paso para construir una realidad mejor pero vivir en un sueño y no alcanzarlo nunca, porque es imposible, te va dejar sin aliento y esto no se cuenta porque no gusta, no motiva, no es humo rosa.

El listón de nuestra felicidad lo ponemos nosotros a base de expectativas, sueños, metas y objetivos. Sin sueños no hay listón pero con listones imposibles los sueños se pueden convertir en pesadillas. Para correr una maratón es una gran idea soñar con ganarla o con conseguir un humilde final pero pensar que por ponerse la música de Rocky y muchas ganas es suficiente lo más probable es que te agotes o te lesiones en el intento.

 

 

Por eso me he propuesto ser un soñador responsable, un equilibrio entre sueño y realidad donde mi corazón dibuje mis metas y mi cabeza ponga los puntos sobre la íes, haga críticas constructivas. No pienso dejar que mi cabeza se dedique solamente a hacerme la pelota como el más vulgar de los trepas o encontrarme con la otra cara de la moneda y sabotear mis ilusiones con muros de cartón.

Si algo tengo claro es que los baches de la vida nos hacen perder el equilibrio y yo quiero aprender a caer porque cuando sabes que te puedes caer pero que cada caída es un paso más, aprendes a recibir los golpes, aprendes a hacer las curas y sobre todo, aprendes a ser muy prudente con el listón.

No quiero una vida perfecta porque no existe. No existe la perfección que nos obligan a ver en la caja tonta e irresponsable. Cosas, cosas y más cosas, según nuestra amiga, son necesarias para ser felices, para conseguir esas fiestas perfectas, esas familias perfectas, esas situaciones perfectas. No es cuestión de no comprar sino de darte cuenta de que la felicidad de verdad no se hace en china o en Taiwan, la haces tu y tus experiencias.

No quiero una vida perfecta porque no existe.

Si crees que una vida perfecta es posible tienes dos opciones: o vivir en una eterna frustración ya que ese listón desafía las leyes de la física o tu concepto de perfección tiene los pies en suelo. Porque la perfección, en la vida real, es aceptar que no todo va a salir bien, que los errores existen, que puedes caerte en medio de la actuación, es un paseo con buenos y malos momentos, es una perfección imperfecta.

Me quedo con mis rechazos, mis suspensos, mis bajones, mis gambadas y mis despistes. Mis incoherencias, mis defectos y todo lo que no verías nunca en una “vida perfecta” porque me quiero y me acepto como soy pero ojo, eso no quita que dedique tiempo y esfuerzo a mejorar mis imperfecciones sin castigarme por ello.

Deja un comentario

Puedes seguirnos o compartir